¿Es mejor financiar un coche o pagarlo al contado?

¿Es mejor financiar un coche o pagarlo al contado?

¿Es mejor financiar un coche o pagarlo al contado?

Una de las preguntas que más se efectúan aquellos usuarios que tienen pensado comprar un coche es la siguiente: ¿financiar el coche o pagarlo al contado? La respuesta a esta pregunta no es baladí, ya que adquirir un vehículo supone llevar a cabo un importante desembolso económico y es preciso tomar en consideración determinados detalles.

¿Financiar un coche o pagarlo al contado?

Uno de los asuntos principales a la hora de cómo comprar un coche es el tema económico, por ello es bastante recomendable para todas las personas que estudien con detenimiento ambas opciones antes de realizar la compra. En la actualidad la opción más empleada es la financiación, ya que no todo el mundo puede hacer frente al desembolso de cantidades que, en ciertas ocasiones, son demasiado elevadas.

Según las estadísticas reveladas por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), pagar el vehículo al contado suele ser la favorable para el consumidor al garantizar, en la mayoría de los casos, ventajas económicas para su propia economía.

Ventajas de financiar un coche

Una de las principales ventajas de financiar la compra de un coche es que no es necesario disponer de la totalidad del dinero para poder afrontar la operación. El banco o la financiera del concesionario adelantará el dinero y, posteriormente, el cliente deberá devolver el dinero en cuotas sucesivas. Aunque es cierto que este tipo de operación es una forma bastante segura de poder adquirir un vehículo, no debe pasarse por alto las condiciones a las que está sujeta dicha operación, sobre todo en relación con los intereses.

Por regla general, la financiera del concesionario suele ofrecer al cliente unas condiciones más favorables de devolución del capital que una entidad bancaria, de ahí la necesidad de estudiar con detenimiento las propuestas de ambas entidades.

Ventajas de pagar al contado un coche

Pagar un coche al contado no suele ser la opción más utilizada por los clientes, aunque bien es cierto que esta forma de pago supone para el usuario gozar de determinadas ventajas nada desdeñables.

En primer lugar supone una enorme tranquilidad para el usuario al no tener que preocuparse mensualmente de hacer frente a las cuotas del préstamo. Además, al disponer de la totalidad del dinero el cliente tiene la posibilidad de comparar entre distintos presupuestos y poder elegir el mejor momento del año para afrontar la compra, ya que los precios de los coches varían en función del momento concreto del cierre de la contabilidad.

Cómo calcular la mejor opción

Para calcular la mejor opción, es recomendable solicitar un proyecto de financiación al propio concesionario para conocer tanto el importe como los plazos de toda la operación. Tras ello, es interesante estudiar con detenimiento todos los conceptos integrados en la operación (intereses, comisión de apertura, entre otros), y calcular el importe total que deberá sufragar el usuario.

Esta misma operación se debe llevar a cabo con una entidad bancaria y, tras ello, habrá que comparar cuál de los dos presupuestos es más beneficioso para el cliente, o bien optar por desembolsar la cantidad íntegramente si se puede pagar un coche al contado.

 

En definitiva, a la hora de comprar un coche existen dos opciones bien diferenciadas como forma de pago: financiación o desembolso total de la cantidad. Ambas opciones presentan determinadas ventajas para el usuario, que deberá estudiar previamente al momento de la adquisición cuál de las dos es más beneficiosa para sus intereses.

Parte superior
Te llamamos
close slider

No dudes en consultarnos lo que desees. Te atenderemos muy rápido y sin ningún tipo de compromiso.


Para obtener mas información sobre el tratamiento de datos pulse en los siguientes enlaces Condiciones legales y Política de privacidad

Esta web está protegida por reCAPTCHA y la Política de privacidad y Términos de Privacidad de Google.

(*) Campos obligatorios