¿Cómo funciona un motor eléctrico?

¿Cómo funciona un motor eléctrico?

Ni ruido. ni olor, ni gasolina… te contamos todo sobre los diferentes tipos de motores eléctricos en el mercado.

Pensar que el motor de un coche eléctrico es mucho más complejo que el de un coche térmico es un error común. Los motores convencionales obtenían su energía por la explosión y fuerza de combustibles fósiles al aumentar de temperatura. Sin embargo, el mecanismo de un motor eléctrico, aún siendo más simple, se basa en interacciones electromagnéticas que transmiten energía al vehículo.

Un motor eléctrico esta conformado de más componentes además del mismo motor. Encontramos lo que se conoce como sistema regulador, conformado por un bloque electrónico de potencia, un inversor, rectificador, transformador eléctrico y controlador. También son imprescindibles un reductor de velocidad y un diferencial. Por supuesto todos estos mecanismos necesitan de la reserva energética que proporcionan las baterías.

¿Más rápido equivale a más gasto de batería?

El controlador absorbe la energía de la baterías para transportarla hasta el motor. Así, cuando se activa el acelerador, funcionan simultáneamente todas las resistencias transmitiendo la señal hasta el controlador. En este paso, el controlador calcula el total de energía que debe enviar, esta información le llega a el dependiendo de como pisemos el acelerador. Por tanto, puede definirse como una pieza que controla los niveles de potencia que se mueven en el coche. Es por eso que sí, cuanto más activemos el acelerador más energía se descarga de la batería.

Diferentes motores eléctricos de coches

La primera distinción que nos encontramos es; motores de corriente continua o motores de corriente alterna.

Motor de Inducción 

La principal peculiaridad que encontramos dentro de esta clase de motores es que el giro del rotor no se produce a la exacta misma velocidad que el CM (Campo Magnético) que produce la pieza del estator. Se trata de una de las mejores opciones debido a que su precio es mas bajo del de los demás, pero sigue siendo un motor fiable sin ruido ni vibraciones.

Motor síncrono de imanes permanentes 

Perfectos para conductores que disfrutan de los coches potentes y eco-friendly. pueden llegar a mucha velocidad debido a que tienen un peso reducido. En este motor la velocidad del rotor si será constante y estará sincronizada con el CM del estator. Hay otra clasificación dependiendo de su campo magnético; flujo axial, integrados por completo al neumático del coche, o flujo radial, con una posición perpendicular al rotor.

 

Motor síncrono de reluctancia conmutada o variable 

Quizás los motores más básicos dentro de esta clasificación. Su precio suele ser bajo y no cuentan con demasiada potencia. También es cierto que no necesitan escobillas ni imanes lo que abarata mucho su coste. La corriente eléctrica sigue un ciclo normal puesto que conmuta por las bombillas creando un campo magnético giratorio.

Motor sin escobillas de imanes permanentes 

Los únicos motores de corriente continua que se comercializan hasta la fecha. Son conocidos por su aparición en los conocidos vehículos híbridos. Uno de sus puntos fuertes es que no necesitan mantenimiento, lo cual puede compensar que tengan un precio más elevado que el del resto de motores.

 

Parte superior
Te llamamos
close slider

No dudes en consultarnos lo que desees. Te atenderemos muy rápido y sin ningún tipo de compromiso.


Para obtener mas información sobre el tratamiento de datos pulse en los siguientes enlaces Condiciones legales y Política de privacidad

Esta web está protegida por reCAPTCHA y la Política de privacidad y Términos de Privacidad de Google.

(*) Campos obligatorios